Frases sobre la religión y Dios

Un gran hombre sin religión no es sino una gran bestia sin alma. De Foe.

Los hombres se aman tanto a sí mismos que, si les conviene, mezclan cualquier cosa relativa a sus miserable yo con la religión. Kenelin.

“Las personas juiciosas pertenecen todas a la misma religión”. “¿Podríais decirme cuál es?”, preguntó el Príncipe. “Las personas juiciosas no lo dicen nunca”. Disraeli.

La esencia del sentimiento religioso no se deja aprisionar en ningún razonamiento. En este sentimiento existe siempre alguna cosa que escapa, y todos los ateos se complacerán en hablar mal de ella. Dostoiewsky.

La idea cristiana admitió el arrepentimiento e inventó el perdón; ello la hace imperecedera en un mundo como el nuestro. A. Dumas.

Los hombres son mejores que su teología. Emerson.

El sentimiento de dependencia es el fundamento de la religión. Feuerbach.

“El sentimiento de dependencia es el fundamento de la religión”

Feuerbach.

“Todo lo que podían decir los escritores contra la religión ha sido dicho ya; y el resultado fue siempre que “era necesaria una religión”.

Foscolo.

Todo lo que podían decir los escritores contra la religión ha sido dicho ya; y el resultado fue siempre que “era necesaria una religión”. Foscolo.

El que pasa por ser irreligioso es objeto de general difamación, aunque sea el hombre más honrado del mundo. Federico el Grande.

Al hombre le satisface todo lo grandioso; todo lo que suscita maravilla y asombro. Un espectáculo majestuoso, una imponente ceremonia le impresionan mucho, y un culto lleno de misterios redobla su atención. Federico el Grande.

Un hombre sin religión es como un perro libre de la cadena, o como un ternero libre de la cuerda que le ataba. G.v. Kaisesberg.

Una religión a la que le falta lo sobrenatural me recuerda cierto anuncio que leí tiempos atrás, en periódicos importantes: vino sin uva. Goncourt.

No se puede adorar más que lo desconocido; y no existe religión donde no hay misterio. Remy de Gourmont.

La religión debería atender tanto a atemorizar a los tristes como a dar ánimo a los buenos. A. Graf.

El hombre sin religión es una criatura que navega a merced de las circunstancias. La religión está por encima de todas las circunstancias y lo elevará sobre ellas. J.C. Hare.

La religión presenta pocas dificultades a los humildes, muchas a los orgullosos e insuperables a los vanidosos. J.C. Hare.

Roma quiso dominar; cuando cayeron sus legiones, envió dogmas de provincias. Heine.

La religión va siempre en compañía de la pobreza. Herbert.

La verdadera felicidad de la vida y el mayor consuelo que en la tierra existe estriba en la desaparición de todo contraste con lo divino. Hilty.

Decid lo que queráis, pero vuestra educación no aparece visible en pared alguna como en la religión. O.W. Holmes.

La fe disminuye siempre en los hombres felices de vivir. Para contar con fieles firmes es preciso mantenerlos en la pobreza y en medio de los peligros. Remy de Gourmont.

Así como la observancia del culto divino origina la grandeza de los Estados, el desprecio del culto divino motiva su ruina. Maquiavelo.

Es imposible que los que mandan sean reverenciados por los que desprecian a Dios. Maquiavelo.

Cualquiera que sea el sistema civil al que os afiliéis, estad seguros de que, sin Dios, no hallaréis otra base más que la fuerza ciega, bruta y tiránica. Mazzini.

 Cualquiera que sea la religión, solamente hay un Dios, una virtud, una verdad y una felicidad. Todo lo hallarás con tal de seguir la voz de tu corazón. Abr. Mendelsohn.

En materia de religión, lo más próximos son a la vez los mayores enemigos. Montesquieu.

En realidad, entre la religión y la verdadera ciencia no existe parentesco, ni amistad, ni siquiera enemistad: viven en esferas distintas. Nietzche.

El día está hecho para la alegre doctrina del paganismo, pero la noche y su cielo estrellado se hicieron para las almas que profesan un culto más puro; la inmortalidad del alma se manifiesta en la oscuridad nocturna; la luz del sol deslumbra los ojos de los que creen ver. F. Pananti.

Sin dogma no existe religión, sino religiosidad. Pichler.

Resta todo fundamento a la sociedad humana el que le resta la religión. Platón.

La verdadera religión es el fruto del silencio y del recogimiento. Es sinónimo de distinción, de elevación y de reconocimiento; nace de la delicadeza moral desde el momento en que el hombre virtuoso, penetrando en sí mismo, escucha las voces que se entrecruzan allí. Renan.

En el terreno religioso, el sabio no debe ser ni impío ni supersticioso. Rivarol.

Su religión es en el mejor de los casos, un deseo ansioso; como aquella de Rabelais, “un gran Quizá”. Carlyle.

El tiempo se encarga de consagrar, y lo que encanece, con la edad se convierte en religión. Coleridge.

Los hombres luchan por la religión; por ella polemizan, combaten y mueren; harán todo lo que sea preciso…menos vivirla. C.C. Colton.

El fanatismo mata la religión, para asustar a los necios con sus fantasmas, C.C. Colton.

Donde Dios erige una casa de oración, el diablo se construye siempre una capilla; y si miramos bien, comprobaremos que ésta tiene devotos más numerosos. De Foe.

El hombre es el principio de la religión; el hombre es el centro de la religión; el hombre es el fin de la religión. Feuerbach.

Los gobiernos que quieren mantenerse incorruptos han de preocuparse, en primer término, de mantener incorruptas las ceremonias religiosas y venerarlas incesantemente. Maquiavelo.

“Sin dogma no existe religión, sino religiosidad”.

Pichler

“Religión es el reconocimiento de nuestros deberes como preceptores divinos”.

-Kant.

Si los hombres estuvieran convencidos verdaderamente de su fe, todos serían santos. D´Arconville.

Las religiones son la expresión de la miseria humana; ésta es su mayor verdad y su fuerza. L. Arreat.

Para la iglesia nada es secular sino lo que es pecaminoso. Benson.

En nada han perdido los hombres la razón somos en la religión, en la que las piedras y los clavos hacen los mártires. Thomas Browne.

Indudablemente existen muchos canonizados en este mundo que nunca serán santos en el cielo. Thomas Browne.

La iglesia es un lugar en el que se debería conceder un día de tregua a las disensiones y a las hostilidades humanas. Burke.

La mejor religión es la que hemos recibido como herencia de nuestros antepasados y que se amalgamó con las leyes de nuestra patria. Por ello, precisamente, se respeta la religión, como se respetan las leyes. Foscolo.

Las mujeres son el doble religiosas que el hombre; lo son todas. O.W. Holmes.

Los hombres siempre buscan a Dios y lo hallan siempre. R. Hugo.

Para disfrutar la tranquilidad no basta tener fe. La fe tiene no se sabe qué necesidad de forma, y de ahí nacen las religiones. Nada es más abrumador que una fe sin contornos. V. Hugo.

Las instituciones humanas más antiguas y los Estados más sabios son aquellos en donde existe más religión. Jenofonte.

¡Qué magníficos locos hace la religión de los hombres! Jonson.

Religión es el reconocimiento de nuestros deberes como preceptores divinos. Kant.

¿Queréis creer en la religión? No leáis los libros que la prueban. ¿Queréis respetarla? No miréis a los que la predican. Beaumelle.

La religión, aunque fuera falsa, es un elemento necesario para la vida de un pueblo. Lacordaire.

La persecución religiosa puede refugiarse bajo el disfraz de una devoción errónea y excesivamente apasionada. Burke.

Donde y cuando la idea divina refulge firme y serena, las ciudades surgen y florecen; mas allí y cuando dicha idea vacila y se oscurece, las ciudades decaen y se arruinan. Carducci.

La adoración es una admiración trascendental. Carlyne.

La religión se basa en la diferencia esencial que existe entre el hombre y los animales: los animales no tienen religión. Feuerbach.

La religión no es consecuencia de una teoría: es un sentimiento sublime, a la vez que profundo, envuelto con deslumbrantes resplandores, como el trono del Altísimo; y cuando más se obstina el hombre en penetrar en ese abismo radiante, tanto menos lo venera. Foscolo.

La religión es la hermana de la filosofía. W. Savage Landor.

El hombre no vive más que de religión o de ilusiones. Leopardi.

La persecución produjo sobre ellos su efecto natural. Cuando comenzó, formaban una secta: la persecución hizo que se transformasen en una facción. Macaulay.

Un poco de filosofía nos aparta de la religión; pero mucha filosofía nos vuelve a ella. Rivarol.

El olvido de toda religión nos lleva a olvidad los deberes del hombre. J.J. Rousseau.

Observad. La gallina no traga una sola gota de agua sin dirigir su mirada al cielo; ni pica grano alguno la paloma sin postrarse hasta rozar el polvo. Lo que estos animales hacen inconscientemente, hazlo tú en conciencia, sin que te avergüences frente a ellos. Rückert.

Existe una verdadera iglesia donde una mano se tiende caritativa hacia otra; y ésta solamente es la iglesia santa, la única madre iglesia que ha sido y será. Ruskin.

Las religiones son como las luciérnagas, necesitan las tinieblas para brillar. Schopenhauer.

Poseemos suficiente religión para hacernos odiar, pero no la precisa para hacernos amar los unos a los otros. Swift.

Un hombre puede ignorar que tiene una religión, como puede ignorar que tiene un corazón; pero sin religión, como sin corazón, el hombre no puede existir. Tolstoi.

¿Qué importan las hipocresías de algunos sacerdotes? ¿Pueden quitar algo a la verdad y a la sublimidad de la idea de Dios? Stendhal.

Solamente hay una religión, aunque sus versiones sean ciento. G.B. Shaw.

Amo demasiado a Dios para temer al diablo. A de Vigny.

El prurito de disputar viene a probar la sarna de las iglesias. H. Wotton.

Rascad al cristiano y encontraréis un pagano corrompido. Zangwill.

“La adoración es una admiración trascendental”.

Carlyne.