Frases sobre la paz

La paz crea riqueza; la riqueza, soberbia; la soberbia trae la guerra, la guerra engendra la miseria; la miseria, humildad y la humildad trae de nuevo la paz. Geiler.

La paz constituye un bien tal, que si cabe desear otro más preciado ni poseer otro más útil. San Agustín.

¡Es cosa tan inútil esta paz! Es una cosa tan dulce, que esta palabra “paz” da dulzura a los labios. Observa lo opuesto, es decir, la “guerra”. Es algo tan áspero y de tal tosquedad que agria la boca. San Bernardino de Siena.

El camino de la paz atraviesa únicamente el terreno de la actividad múltiple. Novalis.

En nuestra última morada, el féretro, deja de existir las preocupaciones domésticas. Tan sólo el que se encierra en dicha fortaleza se encuentra seguro. Rücket.

En este mundo, el pobre corazón azotado por cualquier tempestad, no encuentra la verdadera paz más que cuando cesa de latir. Salis-Seewis.

La concordia hace crecer a las cosas pequeñas; la discordia arruina las grandes. Salustio.

Entre la astucia y la desconfianza se mantiene una guerra constante; únicamente hay paz entre la fe y la confianza. Schilles.

El más santo no puede mantenerse en paz cuando no le place al vecino malvado. Schiller.

Al hombre no le queda más que una tímida elección entre la felicidad de los sentidos y la paz del alma. Schiller.

La paz es para el mundo lo que la levadura para la masa. Talmud.

La paz se pose cuando puede imponerse. Remmy de Gourmont.

El secreto para vivir en paz con todos consiste en el arte de comprender a cada uno según su individualidad. L. Jahn.

Es mejor y más segura una paz cierta que una victoria. Tito Livio.

Si la mitad de las riquezas empleadas en los campamentos y desfiles se aplicara a redimir del error a las mentes humanas, no habría necesidad de arsenales ni de fortalezas. H.W. Longfellow.

Los hombres que buscan la paz no la encuentran nunca, porque la paz que buscan la hacen huir precipitadamente ante ellos. W. Müller.

¡Ah! ¿Cuándo llegará el día en el que el bien será general y norma de cada uno, cuando la paz universal será como un rayo de luz sobre la tierra y como un sendero luminoso a través del mar? Tennyson.

Estar preparado para la guerra es uno de los métodos más eficaces para guardar la paz. George Washington.

Si deseamos paz, hemos de mantenernos bien armados; si disponemos las armas, nunca gozaremos de paz. Cicerón.

Una paz prolongada convierte al hombre en un ser bestial y feroz. Una paz larga engendra siempre la crueldad, la vileza, un tosco y gran egoísmo y una reserva intelectual. Dostoievski.

Solo puedes tener paz si tú la proporcionas. Marie von Ebner.

La actividad profesional es la madre de la pura conciencia; la conciencia pura es la madre de la paz, y solo en la paz crece la delicada planta del bienestar terreno. Feuchtersleber.

El mundo celebra el heroísmo del hombre que luchando mató a muchos enemigos; pero si alguien merece una gloría mayor es quién, en cuanto estuvo a su alcance, se mostró conciliador en sus litigios. Anónimo.

Donde hay guerra nunca está Dios. ¿Crees que Dios está en tu casa cuando allí se mantiene la guerra y la discordia? Indudablemente, no. Solamente desea morar donde hay concordia, paz y tranquilidad. San Bernardino de Siena.

Soy de la opinión que el sosiego no se halla enteramente entre los hombres, en lugar alguno ni en ningún tiempo ni grado. Pero si en algún sitio existe, creo que es en sí mismo, en la disposición del propio ánimo y en el temple de los afectos; y el que sea sobrio de tal modo y guarde compostura, será pacífico en la medida que cabe serlo en este mundo. A. Caro.

 

La tan anhelada paz que todas las naciones (supuestamente) buscan es algo que tuvo obsesionado a sabios y grandes literatos durante siglos. Entre la dicotomía de la guerra y la paz, encontrarás frases y mensajes de paz, que te harán reflexionar ¿Estás de acuerdo con ellos?
frases de motivacion
Iván López
Compilador