Frases y grandes citas sobre la libertad

Libertad, y otros nombres pomposos, se adoptan como pretextos; no existió nunca ningún hombre que habiendo querido dominar sobre la esclavitud ajena no haya usurpado estos nombres. Tácito.

La libertad debe ser limitada para poseerla. Burke.

Son raros aquellos tiempos felices en los cuales puedes pensar lo que quieres y decir lo que piensas. Tácito.

El hombre lleva dentro de sí el mundo de la libertad; la virtud es la hija divina de la libertad. C.A. Tiedge.

No hay dinero que pueda pagar la libertad. Ulpiano.

No hubo nunca orden ni libertad por parte alguna, y jamás se cesó de anhelar uno y la otra. A. de Vigny.

Cuando comienza a echar raíces la libertad, es una planta de rápido desarrollo. George Washington.

Dios concede solamente la libertad a los que la aman y se hallan siempre dispuestos a guardarla y defenderla. Daniel Webster.

La suerte debe decidir si podemos ganar la libertad; pero nos corresponde a nosotros el ser dignos de ella: el peor destino que nos puede tocar es poseerla sin merecerla. Ruskin.

La verdadera libertad es más preciosa que el oro y la plata. G. Savonarola.

La felicidad es un estado de la pasividad; cuando más felices somos, tanto más pasivamente nos comportamos con respecto a mundo objetivo. Cuanto más libres llegamos a ser, menos necesitamos una felicidad, es decir, una beatitud que no nos debemos a nosotros mismos sino a la suerte. W. Schelling.

La libertad se halla más en el reino de los sueños. Y la belleza solamente florece en el canto. Schiller.

La naturaleza nos engendra a todos libres, y por lo tanto es natural el sentimiento de la libertad. Plauto.

¡Oh, Libertad encanto de mi existencia! Sin ti el trabajo es tortura, y la vida una larga muerte. Proudron.

Hay quien imagina ser libre y no advierte los lazos que le atan. Rückert.

Ese fantasma engañador que los hombres llaman libertad. Ruskin.

Es preciso usar moderadamente de la libertad. En tanto es moderada, la libertad es saludable a las ciudades y a los individuos; cuando resulta excesiva, es gravosa para los demás, y para los que la gozan es indomable y peligrosa. Livio.

Merecen ser libres aquellos que se dedican a las buenas obras y no a las malas, porque la libertad mal usada ofende al individuo y a su prójimo. Maquiavelo.

El derecho a no ser oprimido, perseguido y torturado por la tiranía de unos pocos o por la invasión extranjera representa un derecho sagrado e imprescriptible en el corazón de todos. Mazzini.

La vida no vale nada donde falta la libertad. Theodor Körner.

Libertad es el derecho a hacer lo que no perjudica al prójimo. Lacordaire.

La libertad resplandecerá sobre vosotros una vez hayáis dicho en el fondo de vuestra alma: “queremos ser libres”, y para lograrlo estéis prestos a sacrificarlo todo y a soportarlo todo. Lammenais.

Es posible, sin peligro, disminuir las libertades durante un tiempo, pero a condición de que la igualdad no sea afectada, y que todos los ciudadanos sufran la misma injuria. Latzarus.

¿Quieres ser libre? No busques ni huyas de nada cuanto depende de los demás; si no, serás esclavo a la fuerza. Epicteto.

La palabra hace libre al hombre. El que no puede expresarse es un esclavo. Por ello son mudos la pasión desatada, la alegría excesiva y el dolor ardiente. Hablar es un acto de libertad; la misma palabra es libertad. Ludwing Feuernach.

Cada individuo, para seguir la naturaleza y obtener los placeres que ella le reservó, debe saber usarlos de la manera más amplia y libre que le permiten sus facultades, sin que las falsas opiniones del mundo ni las adulaciones de la fortuna puedan impedirlo. Foscolo.

El hombre que se libera de sí mismo se libera de la fuerza que ata a todos los seres. Goethe.

Cuanto más procedemos de acuerdo con la razón más nos dejamos gobernar por las pasiones. Leibniz.

En un país libre, tiene más poder las leyes que los hombres. T. Livio.

La libertad es la juventud eterna de las naciones. Manuel Foy.

La libertad es un fruto que vive en la religión. Bernardo López.

Los mayores enemigos de la libertad no son los que la oprimen, sino los que la deshonran. Gioberti.

La libertad es como el movimiento: no se define, se demuestra. Girandin.

La autoridad nada puede ganar restringiendo la libertad: la libertad nada puede ganar debilitando la autoridad. Giardini.

La libertad es uno de los más bellos presentes que la naturaleza hizo al hombre, y yo no sé por qué se empeñan los hombres en atarse unas veces con una cadena y otras con otra. Gozzi.

La libertad sin ideales perjudica más que aprovecha. Graf.

Si no disfrutas la libertad interior, ¿Qué otra libertad esperas gozar? Graf.

Las cadenas de la esclavitud solamente atan las manos; es la mente lo que hace al hombre libre o esclavo. A. Franz.

La libertad es un cúmulo de restricciones microscópicas. Hille.

La verdad y la libertad tienen esto de excelente: que todo cuanto se hace por ellas y todo lo que se realiza contra ellas les sirve igualmente. Victor Hugo.

El hombre se habitúa bien a la esclavitud y aprende fácilmente a obedecer si se le sustrae la libertad. Goethe.

Dicen que luchan por los derechos de la libertad; si se mira exactamente se trata de siervos contra siervos. Goethe.

La felicidad y la libertad no son sino negaciones de la realidad. Wilhelm Busch.

Hasta el nombre de paz es dulce, como la cosa en sí es provechosa; pero entre la paz y la servidumbre hay mucha diferencia. Paz es libertad tranquila; la servidumbre es el peor de los males, que ha de rehuirse no solo con la guerra, sino con el propio sacrificio de la vida. Cicerón.

Nadie es libre hasta que no es señor de sí mismo. Matthias Claudius.

La libertad ha de mostrar mil encantos que los esclavos, aunque satisfechos, ignoran. Cowper.

La libertad se parece al don de un caballo hermoso, fuerte y apuesto: a muchos les despierta la manía de cabalgar; a otros, por el contrario, les acrecienta el deseo de andar a pie. Massino.

Una mayor libertad engendra el deseo de una libertad todavía mayor: el hambre crece con la abundancia de provisiones. Dryden.

La inteligencia anula el destino. Mientras un hombre piensa libre. Emerson.

He aquí la última conclusión de la sabiduría: solamente merece la vida y la libertad el que diariamente ha de conquistársela. Goethe.

La mujer alcanza la libertad con el matrimonio; pero el hombre pierde la suya. Kant.

Es nuestra creencia que estas verdades son evidentes por sí mismas, y que todos los hombres han sido creados iguales; que se hallan dotados, por su creador, de ciertos derechos inalienables: entre ellos figuran la vida, la libertad, y la búsqueda de la felicidad. Thomas Jefferson.

La libertad y la salud se asemejan: su verdadero valor se conoce cuando os faltan. Becquer.

La libertad es un lujo que no todos se pueden permitir. Bismark.

El hombre libre no desea dominar: la libertad está a la vez en oposición con la esclavitud y el imperio. Por lo mismo, el espíritu dominador es una forma del espíritu de la esclavitud, porque el dominador es aquel que no sabe sentirse individuo si no es en función de otro ser: el dominado. Bontempelli.

La diferencia entre la libertad y las libertades es tan grande como entre Dios y los ídolos. Börge.

Va buscando la libertad, que es tan amada, como lo sabe el que por ella desprecia la vida. Dante.

Más provecho hace el pan a secas en el propio hogar que el acompañado con abundantes viandas en la mesa ajena. Aretino.

La libertad de expresión incita y excita a un nuevo uso de la misma libertad, con lo que contribuye considerablemente al conocimiento del hombre. Bacon.

¡Cuántas tonterías humanas se encierran en ese recipiente que lleva como rótulo “libertad”! Balzac.

No existe ningún hombre que no ame la libertad; pero el justo la pide para todos y el injusto únicamente para sí. Börne.

La libertad cívica no es otra cosa que la ejecución puntual de las leyes, justas e iguales para todos. C. Botta.

¿Qué libertad sin la sabiduría y la virtud? Es el mayor de todos los males posibles, porque es demencia, vicio, desatino y carencia de tutela o freno. Burke.

La libertad es como la fortuna; útil para éste y perjudicial para aquél. Novalis.

Yo no sé la ruta que emprenderán los demás; por lo que a mí toca dame la libertad o la muerte. P. Henry.

El hombre es libre cuando nada teme y nada desea. L.A. Pétiet.

La libertad consiste en ser dueño de la propia vida, en no depender de nadie en ninguna ocasión, en subordinar la vida a la propia voluntad solamente y en dar poca importancia a las riquezas. Platón.

La libertad choca con la libertad, y lo que se produce lleva consigo el límite y el signo de la comunidad. Schleiermacher.

La libertad nos viene de Dios, y vosotros no podéis enajenarla sin violar la ley. Sois libres porque sois hombres y porque debéis rendir cuentas a la patria y a Dios de vuestras obras. Mazzini.

La libertad es un vino generoso que turba los espíritus débiles: solamente mediante un hábito prolongado se acostumbra uno gradualmente a soportar una fuerte dosis de la misma. De Sismondi.

Libertad… la felicidad de los hombres que viven sometidos a unas leyes hechas por ellos mismos, con su consentimiento personal y el de sus representantes. Steele.

En un Estado verdaderamente libre, el pensamiento y la palabra deben ser libres. Suetonio.

La libertad abstracta, como todas las abstracciones no puede hallarse. Burke.

Deseas libertad para ti, y cada día te lamentas afirmando que te falta la libertad y te encolerizas contra el poder de los déspotas. Aprende a pasarte sin ella, amigo mío. Afronta el dolor y la muerte, y ningún Dios se sentirá más libre que tú. Bürger.

El Dios que nos dio la vida nos concedió al mismo tiempo la libertad. Thomas Jefferson.

Adorad la libertad. ¿De qué serviría tener una patria, si el individuo no encontrase en ella y en su fuerza colectiva la tutela de la propia vida? ¿Cómo podríais servir a la patria si hubieses de vivir a merced de los demás? ¿Acaso es una prisión la patria del prisionero? Mazzini.

¿Cuántas personas son como los perros que parecen buscar un amo! Swetchine.

“Libertas et natale solum”, Bellas palabras, en verdad. Me gustaría saber dónde las robaste. Swift.

Nadie es verdaderamente libre si es esclavo de su propio cuerpo. Séneca.

Son esclavos todos los que sirven para cosas malas. Shelley.

Desde grandes filósofos como Platón y Séneca a poetas como Goethe, todos han intentado definir la fina línea entre la libertad y la esclavitud. En esta sección, hemos seleccionado más de 70 grandes citas, que, estamos seguros que te ayudarán a reflexionar sobre este concepto tan escaso.
frases de motivacion
Iván López
Compilador