Frases de Amistad

Quien halla un amigo, halla un tesoro. La Biblia.

Ama a tu amigo como a ti mismo. La Biblia.

Ninguna cualidad procurará a un hombre más amigos que la buena disposición para admirar las cualidades de los demás. Boswell.

La amistad puede desarrugar la frente de la ruda desesperación. Cowley.

Por el mejor dicho del mundo no perderás un amigo, que quien lo contrario siente, ni sabrá serlo, ni conocer cuan caros valen, por ser tan pocos. Condesa de Aranda.

Al amigo y al sabio, se les puede decir libremente cualquier cosa. A. Caro.

La amistad grande y delicada se siente herida muchas veces por la simple arruga de un pétalo de rosa. Chamfort.

Las grandes cualidades y las grandes virtudes (si las poseéis) os procurarán el respeto y la admiración de los hombres; pero son cualidades menores las que deben procuraros su amor y su afecto. Chesterfield.

Tus amigos te invitan a un banquete: llega tarde, si así lo deseas. Te llaman para que los consueles: apresúrate. Chilón.

Confiáis más en los que os sirven por odio a otro que en los que os sirven por amistad hacia vosotros. C. Chincholle.

Estamos más dispuestos a reconocer los méritos a los enemigos que a nuestros amigos. C. Chincholle.

La primera ley de la amistad consiste en pedir a los amigos cosas honestas, y hacer por los amigos cosas honestas. Cicerón.

El verdadero amigo se conoce en el peligro. Cicerón.

Los semejantes se unen fácilmente con los semejantes. Cicerón.

A veces gozamos mejor las dulzuras de la amistad cuando nuestros amigos nos cuentan sus penas que cuando nos cuentan con detalles sus éxitos. Coeuilhe.

Solamente pueden unirnos los buenos sentimientos; jamás han determinado el interés amistades que fueran estables. Augusto Comte.

Existen tres tipos de amistad que proporcionan ventajas y otros tres que perjudican. La amistad con los sinceros, la amistad con los constantes y la amistad con los hombres cultos son amistades ventajosas; la amistad con los falsos, la amistad con los aduladores y la amistad con los charlatanes son amistades perjudiciales. Confucio.

La vida es un mal, pero el amor y la amistad son unos poderosos anestésicos. E. Detouche.

El falso amigo es como la sombra que nos sigue mientras dura el sol. C. Dossi.

Al hombre le place ver a su mejor amigo humillado ante él. Para la mayor parte de los hombres, la amistad está basada en la humillación. Dostoiewski.

La amistad, en sí misma es un lazo sagrado, se hace más sagrada con la adversidad. Dryden.

Los animales son unos amigos tan discretos que no hacen preguntas ni repiten habladurías. George Elliot.

El que cuenta con un millar de amigos no tiene un solo amigo que le custodie, y quien tiene un enemigo lo encontrará por doquier. Emerson.

Uno ha de mantener su amistad en continua reparación. Fielding.

El número de los amigos está en razón inversa con su valor. C. Fiessinger.

Amigos míos; los amigos no existen. Florian.

La poca felicidad que nos es dado esperar en la tierra consiste en la certeza de haber hecho el mayor bien y el menor mal posible al corazón de nuestros amigos. U. Foscolo.

No mantengas amistad alguna más que con aquellos que puedan compartir contigo cosas virtuosas; cuanto más excelsa sean las virtudes que cultivéis más perfecta será vuestra amistad. San Francisco de Sales.

La peor moneda con la que puedes pagar a un amigo es con los consejos; la única moneda buena son las ayudas. Abad Galiani.

La amistad, como el amor, no es más que un hombre. Gay.

La amistad debe ser infinitamente más tolerante que el amor. Madame de Genlis.

La amistad es un comercio desinteresado entre semejantes. Goldsmith.

El que tiene un verdadero amigo puede afirmar que posee dos almas. A. Graf.

Los hijos son las coronas de los hombres; las torres, la corona de la ciudad; los corceles son el ornato de una llanura; las naves, adornos del mar, las riquezas aumentan el esplendor de una casa; los reyes reunidos en la asamblea constituyen un augusto espectáculos para los pueblos; pero lo que yo prefiero a cualquier otra cosa es la casa de un amigo en el que arde un buen fuego en invierno, cuando Júpiter deja caer la nieve en grandes copos. Homero.

Aléjate de tus enemigos, y guárdate de tus amigos. La Biblia.

Existe el amigo compañero de mesa, pero que no se encuentra en el día de la desgracia; en los momentos de prosperidad estará contigo, pero en el de la desgracia huirá de ti. La Biblia.

A un hombre se le pide su amistad para obtener un poco menos; a una mujer para obtener un poco más. D’Houdetot.

A veces la distancia hace más querida la amistad, y la ausencia la hace más dulce. J. Howell.

La inclinación y el anhelo de una amistad y un amor verdaderos es privilegio de las almas tiernas e íntimamente sensible. Humboldt.

Vive, si quieres, en el mismo barrio que tu rival, en la misma calle que tu adversario, bajo el mismo techo que tu enemigo; pero procura vivir siempre lejos de un amigo íntimo. Laurent Jahn.

Dime con quién vas y te diré a quién aborreces. Laurent Jahn.

Se entierran con mayor frecuencia las amistades que los amigos. Princesa Karadje.

¿Por qué hablo tan poco o nada de la amistad? Porque no me satisface hablar de las cosas raras. La historia nos cuenta, efectivamente muchos ejemplos interesantes de amistades raras entre personas no casadas; pero en la sociedad no he podido observar nada de esto, y, es muy posible, que la sociedad y la amistad no se toleren mutuamente. F.M. Klinger.

La fuerza del hombre se prueba en la desgracia, y la fidelidad de un amigo se prueba en la tempestad. Körner.

No te recrees confundiendo a tus amigos contando cosas que tú odias; rehúye los escándalos, y donde puedas sembrar paz, hazlo. Aretino.

Existe muy poca amistad en el mundo, y todavía menos entre iguales. Bacon.

La amistad redobla las alegrías y reduce a la mitad las penas. Bacon.

Hay que amar a los amigos como si un día se tuvieran que odiar. Biante.

Personas de tu intimidad tendrás muchas pero guardadores de tu secreto habrá una entre mil. La Biblia.

Padres no podemos tener más que una vez; se promete demasiado el que entra en la vida con la esperanza de hallar muchos amigos. Johnson.

No hay amor ni amistad puramente estériles. Estos dos sentimientos no pueden permanecer ociosos: obran o no existen. Labouise-Rochefort.

Lo que los hombres llaman amistad no es sino una sociedad de intereses y un intercambio de buenos oficios; en resumen, no es más que un comercio en el que el amor propio se propone siempre ganar algo. La Rochefouncauld.

Amigo nuevo, vino nuevo: cuando envejezca se volverá suave y podrás beberlo. La Biblia.

No podíamos empezar con otra frase que no fuese la más famosa por antonomasia. Si estás buscando frases sobre la amistad, para decirle a esa persona especial que la quieres, aquí la vas a encontrar. ¡Espero que las disfrutes!